Inventos de Leonardo da Vinci

Los 5 mejores inventos de Leonardo da Vinci. Leonardo da Vinci se adelantó a su tiempo en muchos inventos, y estos son los 5 más increíbles.

 

5. Puente giratorio

Brújula - Inventos famosos

El puente giratorio fue parte de la ciudad perfecta que diseñó Da Vinci

El primer puente giratorio no se empezó a utilizar hasta el siglo XIX, con lo cual Da Vinci se adelantó prácticamente 4 siglos.

Actualmente los puentes giratorios sirven para pasar por tierra, y rotar cuando deba pasar un barco.
Pero la idea da Vinci iba más allá. Su intención era también crear un puente que se pudiera rotar para no dejar pasar a los enemigos en caso de ataque.

Además, era de fácil construcción, y es que se podía construir en una sola orilla, y luego conectarlo a la otra orilla rotando el puente.

 

4. Carro de combate

Carro de combate tanque de Leonardo Da Vinci

Da Vinci también inventó el primer tanque de la historia

Por supuesto era muy diferente al actual, pero la idea era la misma: un vehículo blindado con capacidad de movimiento y la posibilidad de disparar desde el interior de forma segura.

Como el mismo Leonardo da Vinci dijo: “Haré carros cubiertos, seguros e invulnerables; y que adentrándose entre los enemigos con sus artillerías, no habría multitud, por grande que fuera, que no rompiéramos. Y detrás de estos podrá ir la infantería totalmente ilesa y sin impedimento alguno”

Este tanque nunca llegó a probarse, pero se cree que su utilidad en la práctica no habría sido tan buena como Leonardo da Vinci creía, puesto que habría tenido grandes dificultades en terrenos con relieve, además de que sería un vehículo muy lento.

 

3. Paracaídas

Paracaídas de Leonardo da Vinci

El primer paracaídas útil fue inventado por Leonardo da Vinci

Antes de Leonardo da Vinci, en España, Abbás Ibn Firnás estaba obsesionado con conseguir volar, e inventó el primer paracaídas, hecho con una enorme lona, y sufrió heridas graves al aterrizar.

Leonardo da Vinci, también tuvo una etapa en la que se obsesionó con demostrar que los humanos también pueden volar. Durante su vida nunca llegó a probar su paracaídas, pero en el 2008 un paracaidista profesional, Oliver Vietti Teppa, se construyó un paracaídas basado en los escritos de Da Vinci, y según él mismo explica le funcionó perfectamente saltando desde 650 metros de altura. El único problema, como él explica, es que no se puede controlar el manejo o la dirección.

Es destacable que Da Vinci consiguiera inventar un paracaídas que funcionase sin ni siquiera haberlo probado una sola vez.

 

2. Automóvil

Coche de Leonardo da Vinci - Inventos

Leonardo da Vinci inventó el primer coche autónomo

No sabemos cómo, pero de alguna manera a Da Vinci se le ocurrió la genial idea en el 1495 de crear un coche autónomo, capaz de moverse por sí mismo.

Las dimensiones del coche eran de 1,68 de largo y 1,49 de ancho, con lo cual no podría transportar personas. Aun así, su mecanismo resulta increíble, se basa en la acción de muelles ballesta que nivelan el movimiento y unos mueles de espiral que consiguen generar el movimiento y desplazar el vehículo.
Además, Da Vinci también tenía pensada la posibilidad de incorporar un diferencial para cambiar la trayectoria del vehículo.

Hoy en día se está ideando la manera de conseguir un coche autónomo y seguro, pero más de 5 siglos atrás, Da Vinci ya consiguió algo que en ese momento parecía inconcebible.

 

1. Tornillo aéreo

El tornillo aéreo invento de Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci inventó el primer “helicóptero”

El tornillo aéreo fue uno de los inventos que se le ocurrieron a Leonardo da Vinci en su intento de conseguir volar.

El instrumento consta de una plataforma exterior que sirve de soporte para unas cuerdas tensadas unidas a una tela dispuesta en forma de espiral.
Además, consta de una plataforma fija, donde cuatro hombres se situarían para hacer girar la plataforma exterior y conseguir así volar.

El intento fue realmente bueno, pero la fuerza que podían realizar los humanos no era suficiente para poder levantar tanto peso.

Aun así, se considera el primer prototipo de helicóptero moderno. Se cree que si se pudiera circular suficientemente rápido el tornillo sí que conseguiría volar como Da Vinci había planeado.